Pavón y El Gusano. Santa María de Guía

Santa María de Guía de Gran Canaria

Texto: Pedro González Sosa
Fotografías: Orlando Torres Sánchez

Pavón y El Gusano. Santa María de Guía
Pavón y El Gusano. Santa María de Guía

La hoy ciudad de Guía de Gran Canaria fue fundada por Sancho de Vargas que construyó en su entorno geográfico una pequeña ermita en torno a la que con el correr del tiempo se fueron construyendo pequeñas viviendas que conformaron una incipiente villa lo que hasta entonces era un barrio de Gáldar, al lograr su independencia de ésta en 1526 por el nombramiento de su primer alcalde y su iglesia convertida en parroquia en 1533.

El municipio de Guía tiene una superficie de 37,72 kilómetros cuadrados y se sitúa a una altitud de 180 metros sobre el nivel del mar. Tiene una población de poco más de 12.000 habitantes y se encuentra a una distancia de la capital, Las Palmas de Gran Canaria, de poco más de veinte kilómetros por la nueva autovía construida hace unos años y que antiguamente por la antigua carretera por la Cuesta de Silva estaba a 37 kilómetros.

Pico de La Atalaya. Santa María de Guía
Pico de La Atalaya. Santa María de Guía

Sus barrios y pagos principales son Anzofé, La Atalaya, Becerril, el Junquillo, San Felipe en la costa, San Juan, Montaña Alta y Tres Palmas. Desde sus inicios el motor principal de su economía fue la agricultura aunque también inmediatamente después de su fundación se pusieron en marcha algunos ingenios de azúcar, destacando el de los Riveroles conocido como Ingenio Blanco.  Destacó también el cultivo de las tuneras para la obtención de la cochinilla, producto que se exportaba a la Península e incluso al extranjero para tintes, que sufrió un descalabro con la aparición de la anilina. A finales del XIX el principal cultivo era el de la caña de azúcar para abastecer la fábrica de azúcar que una compañía inglesa levantó -hoy desaparecida su estructura- en el limite de Guía y Gáldar que luego fue adquirida por la famila Lecock hasta su desaparición. A la cañadulce le siguió desde principios del XX el cultivo de la platanera que cubrió de verde toda esta zona, incluida la de Gáldar, que con el tiempo también fue desapareciendo. Famoso es también su queso de flor que utiliza para su cuajado la flor del cardo y se confecciona principalmente con leche de oveja. De su artesanía destaco en su momento la confección del cuchillo canario y también la alfarería cuyo centro principal de producción se situaba en la Hoya de Pineda

Cenobio de Valerón. Santa María de Guía
Cenobio de Valerón. Santa María de Guía

Entre los yacimientos arqueológicos principales de Guía se encuentra el llamado Cenobio de Valerón, popularmente conocido como “las cuevas Canarias” situado en el barranco del mismo nombre en lo alto de la Cuesta de Silva. Según la tradición oral transmitida desde tiempos remotos se recluían allí las jóvenes doncellas antes de su matrimonio las doncellas aborígenes antes de su matrimonio aunque la hipótesis mas verosímil es la de que  el lugar, formado por centenares de pequeñas cuevas,  era utilizado como granero por los aboríogenes para guardar sus cohechas.