Salvia blanca

Sideritis dasygnaphala

Salvia blanca

Datos generales

Familia: Lamiaceae
Género: Sideritis
Nombre común: Salvia blanca, salviablanca de cumbre

Distribución:

Endemismo grancanario que podemos encontrar sobre todo en el macizo central, apareciendo en Ayacata, por encima de Tenteniguada, Cruz de Tejeda, Paso de la Plata, Pozo de las Nieves, Los Moriscos, etc. Además cuenta con poblaciones aisladas en Tamadaba, Altavista, Amurga, Peñones del Amo-Pino Gordo, Macizo del Cedro-Hogarzales, etc.

Hábitats:

Crece en comunidades rupícolas, laderas, matorrales y zonas abiertas en el dominio de las comunidades termoesclerófilas y sobre todo del pinar, entre los 300 y 1950 m. de altitud. A veces en matorrales dentro del antiguo dominio del monteverde.

Descripción:

Arbusto muy variable que alcanza los 60 cm. de altura, por lo general densamente ramificado, con base y ramas inferiores leñosas. Tiene las ramas jóvenes, las hojas y los tallos floríferos cubiertos por un denso vello que le da su característico aspecto blanco algodonoso a la planta. Las hojas, son ovadas, con frecuencia con la base truncada, simples, opuestas, pecioladas, muy blandas y tomentosas, con margen crenado, de 3 a 6 cm. de largo y de 1 a 3 cm. de ancho; con el haz verde-grisáceo y el envés blanco algodonoso.

Las Inflorescencias son por lo general densas, erectas, de hasta 20 cm. de altura, y están formadas por entre 6 y 9 verticilastros (frecuentemente 7), con entre 6 y 16 (20) flores cada uno. Las flores tienen la corola amarilla y el cáliz densamente algodonoso, con dientes que terminan en una espina larga.

El fruto es una tetranúcula con semillas pequeñas. Esta especie tiene una taxonomía complicada, con varias formas locales más o menos diferenciables por la densidad del indumento de sus hojas, tallos y cáliz, por el espaciado entre los verticilastros, número de flores de cada verticilastro, forma de las hojas, etc.

Usos:

Usada tradicionalmente como planta medicinal. Se usan en infusión y vapores para tratar los dolores reumáticos, la bronquitis, las infecciones de orina, los síntomas de la menopausia, para estimular el sistema circulatorio, etc. Se le atribuyen propiedades depurativas, diuréticas, estimulantes, antirreumáticas y expectorantes.

Texto y fotografías: Juanillo.

Bibliografía

  • D. y Z. BRAMWELL (1990): Flores Silvestres de las Islas Canarias. Ed. Rueda
  • CORRALES, C. y CORBELLA, D. (1997): Zoonimia y botánica en el Diccionario diferencial del español en Canarias. (Índices). Anuario del Instituto de Estudios Canarios. Nº. 42. págs. 73-112
  • KUNKEL, G.: Nombres científicos vs. nombres vernáculos. Cuadernos de botánica canaria. Flora de Gran Canaria
  • G. & M. KUNKEL (1974): Flora de Gran Canaria. «Tomo I. Árboles y Arbustos Arbóreos»
  • G. KUNKEL (1977): Endemismos canarios: inventario de las plantas vasculares endémicas en la provincia de Las Palmas. ICONA
  • G. & M. KUNKEL (1978): Flora de Gran Canaria. “Tomo III. Las Plantas Suculentas”
  • G. & M. Kunkel (1979): Flora de Gran Canaria. “Tomo IV. Los Subarbustos”
  • G. KUNKEL (1981): Árboles y arbustos de las islas canarias guía de campo. Ed. Edirca
  • PÉREZ DE PAZ, P. y MEDINA MEDINA, I. (1988): Catálogo de plantas medicinales de la flora canaria. Viceconsejería de Cultura y Deportes ; Instituto de Estudios Canarios
  • VV.AA. (1996): Libro Rojo de especies vegetales Amenazadas de las islas Canarias. Gobierno de Canarias
  • VV.AA. (2010): Lista de especies silvestres de Canarias. Hongos, plantas y animales terrestres 2009. Gobierno de Canarias

Enlaces de interés